y

“Y”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

“Y busqué palabras para explicarte lo hermosa que eres, pero no había ninguna. Busqué entonces canciones que describieran lo que me haces sentir, pero tampoco existían. Intenté pintar la felicidad de la que soy presa cuando te veo llegar, pero ni el pintor más grandioso podría expresarlo.

Y llegué ante ti, derrotado. No supe cómo asegurarte que lo que sentía por ti era único ya que nada en el mundo podía siquiera compararse al amor que tanto te tengo. Y pensé que te irías, decepcionada de mí, de no haber podido encontrar nada. De no hallar algo en el mundo tan hermoso como tú.

Y corriste hacia mí, abrazándome. No te importó que llegara yo sin nada y, sin más, me amaste. Ni siquiera te detuviste a pensar que tenía las manos vacías y te volcaste en ellas, llenándolas de ti. El hambre que sentía se sació de tus besos y el frío abandonó mi cuerpo cuando vio que eras mi compañera.

Y nos besamos. Y nos amamos. Y nos vivimos.

Y nunca pude, inclusive hoy, encontrarte en otra parte.

Y es que era imposible.

Y es que tan única eres tú.”

“Y”, de Salvador A. Pérez Rosas, 2013.