psicoanálisis

Sobre el estado del psicoanálisis en la actualidad

Una nota de Salvador A. Pérez Rosas, psicoanalista y uno de los escritores favoritos de Piensología, sobre el estado del psicoanálisis en estos tiempos modernos:

“Siempre me he rehusado a ser como los lacanianos que hacen mención al trabajo de Lacan, explicando los conceptos ofrecidos en sus seminarios con el mismo tinte muchas veces innecesariamente enigmático que les define. Creo que soy más como Lacan en eso de ser freudiano y como Alain-Miller en eso de querer explicar cosas de forma que otros puedan entenderlas.

lacan

Porque en esa forma enigmática está el estigma del psicoanálisis actual: hay un gran número de psicoanalistas que tienen una perspectiva cínica y soberbia sobre el mundo porque conocen las respuestas y el origen de las neurosis que abruman a la mayoría, que preocupan a varios, que vencen a todo el mundo. Analistas que, como Jung en su momento, se sienten invulnerables a estas particularidades; que se regodean como merecedores de tal disciplina.

Y del otro lado está la resistencia. Aquellos psicoanalistas que nos rehusamos vehementemente a pertenecer a la “élite” que se regocija en lo que conoce. Que queremos seguir aprendiendo y compartir con quien quiera dar el esfuerzo el conocimiento provisto por Freud y reanalizado por Lacan. Que usamos los conocimientos adquiridos en el diván y detrás de este para fortalecernos en lugar de eludirnos.

Me rehúso entonces a ser lacaniano y me mantengo freudiano. Me niego a rendirme ante el cinismo agarrándome de un optimismo reverberante que ilumine en lugar de un pesimismo soberbio que sólo sirve para alienar.

Quiero saber. Quiero enseñar.

Y elijo quedarme con la sed de hacer ambas cosas.”

Salvador A. Pérez Rosas, 2018.

Anuncios

“Sobre la negación fetichista”, de Slavoj Žižek

“Este olvido tiene un gesto de aquello que es llamado negación fetichista: ‘Sé de qué trata, pero no quiero saber que lo sé, así que no lo sé’. Lo sé, pero me rehúso a asumir completamente las consecuencias de este conocimiento, tan sólo para poder continuar actuando como si no lo conociese”.

Esto lo explica Slavoj Žižek en “Violence”, donde el autor ahonda en la psicomecánica detrás del olvido de actos malignos que sabemos que ocurren alrededor del mundo (como tortura, engaño, abuso y demás) pero que elegimos “olvidar” para seguir adelante.

¿Es acaso cierto que costaría trabajo seguir con nuestras vidas si siempre consideráramos relevante el sufrimiento ajeno, el dolor de otros, el engaño a seres amados? ¿Será esa la razón por la cual estamos activamente deseando alimentar nuestro ego por medio de atenciones falsas en un entorno repleto de hipócritas?

711slavojzizek

Salvador Pérez y Elena Giacobitta, 2018.