libertad

“Revolución”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

marcha1Me contengo,
me detengo.
Ante el hermano perdido,
ante el compatriota herido,
ante los que se han ido,
me contengo,
me detengo.

No puedo más,
se me escapa el llanto.
Ante un fallido estado,
ante un pueblo engañado
ante el corazón desgarrado
de un padre, de una madre,
de cuarenta y tres.

Me rehúso a callar,
y no caeré en su juego.
Y gritaré a cada segundo,
ante un gobierno nauseabundo,
para que escuche todo el mundo.
Un grito pacífico.
Un viento de cambio.

Revolución.”

“Revolución”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas, 2014.

Anuncios

“Las palabras matan guerras”, una campaña de Adot.com

A raíz del conflicto entre Rusia y Ucrania, Adot.com -una organización que busca encender la conciencia mundial sobre la naturaleza del ser humano- lanzó una campaña con cuatro piezas visuales que enfrentan armas con herramientas de comunicación, esto con la intención de demostrar que las palabras pueden matar a las guerras.

Esta propuesta nace con la intención de hacer reflexionar a la comunidad internacional y a los líderes de ambos países hacia la idea de hablar antes de utilizar las armas, ya que la paz sólo puede ser conseguida a través del diálogo.

De acuerdo con Adot.com: “Esta es nuestra llamada por la paz. Urgimos a los líderes políticos detenerse y pensar. Pedimos a todos los miembros del público reconocer que pueden hacer la diferencia. Si todas las personas se ponen de pie y se rehúsan a pelear en contra de sus vecinos y toman un megáfono para gritarlo desde sus azoteas, no habrá nadie más que sostenga las armas.

Aquí dejamos parte de su propuesta:

Words-Kill-Wars-1 Words-Kill-Wars-2 Words-Kill-Wars-4

¡Buen fin de semana!

Piensología: uniéndose a la tormenta #EPNvsInternet #ContraElSilencioMX

Piensología es primordialmente un oasis cultural que elige compartir lo hermoso de la realidad y lo mágico de la fantasía que nos rodea. Sin embargo, Piensología es un proyecto que entiende la importancia de la libertad de expresión, la relevancia de un internet libre y lo terrible de la censura ideológica, siendo víctima de esta última en más de una ocasión.

Hoy, México busca en las redes sociales hacer ruido suficiente para generar conciencia sobre los peligros de la #LeyTelecom y los abusos por parte del gobierno a la libertad de ideas y de expresión de l@s mexican@s. Como otros países bajo regímenes dictatoriales y fascistas, México está en riesgo de ser censurado y perseguido, buscando criminalizar la libertad de expresión explícita en organismos de derechos humanos y limitar el acceso y la difusión de información en redes sociales, algo que está prohibido por muchas organizaciones internacionales, incluyendo la misma Organización de Naciones Unidas.

leytelecom-EPNvsInternet

Es importante informarse acerca de la #LeyTelecom

El portal Sopitas lo explica muy bien en su sitio: Según el artículo 189 de la iniciativa: “los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso los autorizados están obligados a proporcionar la localización geográfica en tiempo real, de cualquier tipo de dispositivo de comunicación a solicitud de los titulares de las instancias de seguridad o de los servidores públicos en quienes se delegue esta facultad”

Además, según el 197 las compañías que presten servicios de comunicación deberán: “Bloquear, inhibir o anular de manera temporal las señales de telecomunicaciones en eventos y lugares críticos para la seguridad pública y nacional a solicitud de las autoridades competentes”.

No veas, no hables... pero escucha lo que decimos.

No veas, no hables… pero escucha lo que decimos.

En otras palabras, cada vez que algún elemento de la PGR crea que tus acciones, comentarios, intereses y conocidos en Internet sean peligrosos (para alguien… de alguna forma) podrá apagar tu servicio de Internet o el de una zona entera. Adiós cobertura en vivo en manifestaciones, adiós movimientos incipientes en Twitter a través de un hashtag, adiós a medios, blogs y comunidades de todos los colores y sabores no alineados al gobierno.

Por si esto fuera poco, las compañías proveedoras de Internet tendrán la obligación de guardar una lista detallada de tus gustos y hábitos, lista que deberán dar a las autoridades siempre que así lo quieran y para lo que quieran. Además la Secretaría de Gobernación podrá censurar contenidos de televisión e Internet y suspenderá todo lo que no le parezca.

Por otro lado, Internet se convertirá en una especie de servicio de pago por evento, como el de la tele por cable, pues las proveedoras podrán dar preferencia de banda a distintos sitios web, mientras que harán muy lento tu entrada a otro, según los negocios que establezcan con cada empresa. En pocas palabras, esta ley terminará con tu derecho de expresión, privacidad, seguridad y servicio barato en el espacio de comunicación más importante del mundo.

A continuación un par de videos al respecto. El primero es de Chumel Torres, conocido por su vlog “El Pulso de la República“, explicando sencillamente los riesgos de esta ley:

Si tienen amigos angloparlantes que nos puedan ayudar a informar y difundir, el siguiente video por YoSoyRedTV puede ser de mucha ayuda:

#ContraElSilencioMX es el hashtag de Twitter y Facebook para usar hoy en contra de la censura de la ley Telecom y Piensología, el día de hoy, se une a esta lucha. Urgimos a nuestros lectores que compartan este artículo, las ligas incluídas y que informen a amigos y familiares sobre los riesgos de esta ley, haciendo énfasis en la libertad que puede perderse si es que llegamos a permitirlo.

Sin nada más que añadir por el momento, quedamos de ustedes.

Atentamente.

El Equipo de Piensología.

“Somos humanos”

Nadie tiene derecho a decidir nada del cuerpo de nadie excepto el dueño de ese cuerpo. El respeto a uno mismo debe venir no sólo de nosotros, sino también de aquellos con quienes convivimos. Sin embargo, no faltará aquél que se sienta con el derecho de decidir sobre nosotros y buscará, debido a la fragilidad de su pensamiento, calmar la inseguridad que éste le provoca metiéndose donde no debería importarle.

La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia.

La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia.

Nadie tiene el derecho de arrebatarnos nuestra libertad, nuestra individualidad, nuestro espíritu o nuestra esencia. Nadie puede pisotear nuestros pensamientos ni puede decirnos qué pensar o cúando hacerlo. Nadie puede insultar nuestra ideología únicamente por resultarle incómoda o porque va en contra de lo que opina. Nadie debe, bajo ninguna circunstancia, violentar a aquellos que piensan distinto, menos bajo órdenes de alguien que cobardemente se escuda detrás de las fuerzas que deben proteger al pueblo, no reprimirlo.

Ni el ejército ni sus gobernantes deben quedar impunes ante actos represores en contra del pueblo.

Ni el ejército ni sus gobernantes deben quedar impunes ante actos represores en contra del pueblo.

Nadie debe, jamás, sentirse más o merecedor de un número mayor de privilegios por pertenecer a un grupo, a un género o a una organización cualquiera. Ningún género o raza debe ganar más que el otro por hacer el mismo trabajo con el mismo desempeño, ningún género o etnia debe ser ultrajado, ignorado ni vejado por el simple hecho de serlo. Ningún ser humano debe sentirse acosado ni inferior a otro porque raza hay una sola, y esa es la raza humana.

De toda raza, de todo credo, de toda nacionalidad.

De toda raza, de todo credo, de toda nacionalidad.

Que se ignore o malentienda la importancia de todo ello es trágico y doloroso. Sobre todo porque somos únicos. Somos dignos. Somos humanos.

“Somos humanos” de Salvador A. Pérez Rosas, 2011.

Teísmo y ateísmo: la eterna lucha entre creer y no creer

A lo largo de la historia han existido personas de fe y, de la misma manera, personas que no creen en ningún ser supremo. El caos comienza cuando un lado malentiende al otro, creando problemas de magnitudes pequeñas (como una discusión o una simple diferencia de ideas) o, en el extremo peligroso, de magnitudes enormes (como las Guerras Santas, la prohibición de libertad de culto, las Cruzadas y la Inquisición, sólo por mencionar algunas).

Los cruzados eran hombres acaudalados que gozaban del beneplácito del Papa y también de personajes de poder, principalmente cristianos que querían recuperar la Tierra Santa ocupada por los musulmanes.

Los conflictos originados por una creencia religiosa son numerosos, muchos de ellos teniendo terribles consecuencias.

El teísmo aboga por la existencia de uno o más dioses que guían sus vidas bajo un compás moral, apoyando que no es necesario que haya evidencias claras al respecto ya que el simple hecho de creer es, precisamente, la fe que se profesa. El ateísmo, por otro lado y al no tener evidencia al respecto, considera que la existencia de uno o más dioses es simple y llanamente imposible y/o una forma de control de masas, argumentando que dichas creencias tomaron parte en un momento de cierta ingenuidad y represión intelectual.

Jamás, bajo ninguna circunstancia, puede permitirse que algo así se repita.

Jamás, bajo ninguna circunstancia, puede permitirse que algo así se repita.

El agnosticismo entra en la ecuación como una perspectiva en la cual se cree que no hay contundentes o suficientes pruebas para determinar la existencia de deidad alguna. Es aquí donde entra el concepto de teísta agnóstico, que cree que hay un dios o deidad pero que piensa que no hay forma de probar que existe, y el concepto de ateísta agnóstico, el cual cree que no hay dioses de ninguna clase pero que tampoco piensa que pueda ser comprobado aún-. En resumen, a diferencia de aquellos teístas y ateístas que no son agnósticos, los agnósticos de ambos grupos concuerdan con su teísmo y ateísmo pensando que no hay pruebas suficientes para sostener cualquier perspectiva.

Entonces, ¿qué insta al ser humano a creer y a no creer? ¿Debe, acaso, asumirse como una persona de fr y creer -sin evidencia palpable- en alguna figura deidad cualquiera? ¿Acaso debe creer en una sola y negar la existencia de cualquier otra? ¿O debe acaso vivir sin religión ni creencia alguna? Lo que sea que haya orillado al hombre y a la mujer a creer en un ser supremo lo ha acompañado hasta estos tiempos modernos, con la perspectiva teísta manteniéndose aún arraigada en nuestra sociedad y sólo siendo recientemente criticada cuando se asumió la separación entre iglesia y estado en muchas naciones del mundo.

Es algo común...

El respeto debe ser provisto por ambos bandos…

Sea como fuere, no pueden ignorarse las afrentas en contra de la libertad de culto que han formado parte de la Historia, muchas veces instigadas por grupos fanáticos que buscan hacer su dogma absoluto. Eventos como la persecución y el asesinato de Hipatia o de Giordano Bruno, la Inquisición, las Guerras Santas, el odio religioso, el terrorismo, el abuso sistemático de niños y de la mujer, la insistencia de una organización cualquiera de hacerse absoluta sobre el comportamiento y las ideas de un pueblo y otros actos similares que aboguen a favor de la represión, el abuso y la distorsión íntegra de lo que conforma a una persona no deben repetirse jamás ni mucho menos ser olvidados.

Es válido creer en uno, dos o más dioses (o no creer en ninguno), esto mientras no se abuse de los demás ni se obligue o se reprima a nadie para hacerlo. La libertad es absoluta y debe ser respetada sin excepción; de no ser así, es obligación de un ser humano digno el alzar la voz en contra de semejante afrenta.

¡Lindo martes les desea Piensología!

Piensología Cultural: Malala Yousafzai

A la edad de 13 años, Malala Yousafzai -otrora siendo una estudiante normal en Pakistán- alcanzó notoriedad al escribir un blog para la BBC bajo el pseudónimo Gul Makai, explicando su vida bajo el régimen del Tehrik e Taliban Pakistan (TTP) y sus intentos de recuperar el control del valle, luego que la ocupación militar les obligara a salir a las zonas rurales. El intento de Malala por comunicar lo ocurrido era particularmente importante para ella, ya que los talibanes habían cerrado escuelas privadas y prohibido que las mujeres se educaran entre los años 2003 y 2009.

El 9 de octubre de 2012, Malala fue objetivo de un atentado perpetrado por la TTP, abordando el vehículo escolar en el que se transportaba y disparándole en el cuello y la cabeza. El portavoz del TTP aclaró, después de la presentación de Malala en las Naciones Unidas, que se le había atacado porque su “pluma” era “más peligrosa que cualquier espada”, haciendo paráfrasis del discurso de la pequeña ante las naciones del mundo.

Malala Yousafzai en las Naciones Unidas.

Malala Yousafzai en las Naciones Unidas.

“Con lápices y libros se puede lograr la paz en el mundo”, afirmaba Malala, ahora de 16 años y viviendo en Birmingham, Reino Unido, libre de estudiar y de aprender lejos del yugo de la persecución talibán, quien no sólo sigue cerrando escuelas clandestinas, sino que también asesina a varios de los estudiantes que se arriesgan a ir a ellas.

Su libro, intitulado “Yo soy Malala” y escrito en conjunto con la periodista Cristina Lamp, hace referencia a su valentía y determinación a lograr que la educación sea un hecho en aquellos lugares donde aún no puede serlo.

La censura… y por qué es peligrosa (1 de 5).

Como sabrán, un acto de censura fue impuesto en contra de Piensología por parte de algún obtuso cuya mente cerrada y poco criterio le instó a reportar varias de nuestras imágenes como “inapropiadas”, claramente demostrando que no conocía la diferencia entre erotismo y pornografía (y que posiblemente sea indicador de que se baña con la ropa puesta) y provocando que optáramos por publicar nuestro contenido fuera de ese sitio.

Sabemos, sin embargo, que la mayoría de los miembros de Piensología no piensa así y, como acto de amor en este día tan Hallmarkiano, compartiremos imágenes que demuestren el daño que la censura hace al amor, a la expresión y a la libertad que todo ser humano debe disfrutar.

Para empezar, una fotografía de una mujer en Chicago en 1922 que está siendo arrestada por usar traje de baño de una pieza, el cual no cubre sus piernas. Desde aquí se muestra que la censura no sólo es ideológica, sino sexista y abusiva.

Una sociedad cerrada de mente está invariablemente destinada a arruinarse.

Y es que las piernas son radioactivas, al parecer.

En breve, la segunda parte de esta serie…

¡Gracias por elegir Piensología!