Francisco de Quevedo

Miré los muros de la patria mía…

“Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes, ya desmoronados,
de la carrera de la edad cansados,
por quien caduca ya su valentía.

Salíme al campo; vi que el sol bebía
los arroyos del yelo desatados,
y del monte quejosos los ganados,
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa; vi que, amancillada,
de anciana habitación era despojos;
mi báculo, más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.”

Francisco de Quevedo.

Juan_van_der_Hamen_y_León_-_Francisco_de_Quevedo_y_Villages

Anuncios

“Puto es el hombre que de putas fía”: el poder literario de la palabra “puto”.

Con respecto a la palabra “puto” gritada en el Mundial, la editorial de Piensología se permite citar este soneto de Francisco de Quevedo:

“Puto es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece;
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañía.

Puto es el gusto, y puta la alegría
que el rato putaril nos encarece;
y yo diré que es puto a quien parece
que no sois puta vos, señora mía.

Mas llámenme a mí puto enamorado,
si al cabo para puta no os dejare;
y como puto muera yo quemado,
si de otras tales putas me pagare;

porque las putas graves son costosas,
y las putillas viles, afrentosas.”

Juan_van_der_Hamen_y_León_-_Francisco_de_Quevedo_y_Villages

Dejemos la gazmoñería a los siglos pasados, que los que están por venir no merecen ser afectados por su retrógrada esencia.

¡Buen día les desea Piensología!