editorial

“Carta informal dedicada a antijuaristas”, de Salvador A. Pérez Rosas.

Queridos antijuaristas: permítome escribir lo siguiente a ustedes de forma informal y muy coloquial en referencia a sus acérbicas críticas a quien fuera uno de los mejores presidentes que ha tenido mi nación (hasta llegar Lázaro Cárdenas a querer competir). A saber, pondré sus argumentos con la intención con la que los he leído y responderé a cada punto sin intención de relato, tono poético o la sorna que suele caracterizar mis palabras.

Punto número uno: “que Juárez vendió Baja California y que el tratado equis nos hizo ye”. – A ver, el tratado McLean-Ocampo permitía el paso de extranjeros por puntos clave de la frontera norte con Estados Unidos, estipulando que Juárez y México siempre tendrían soberanía sobre dichos puntos. Lo de Sonora y el inglés con intención de desaparecer el español es un rumor meramente sin bases ni fundamentos (excepto por imperialistas o conservadores que quieren que así se crea). Washington CLARO que pretendía comprar la península pero eso jamás ocurre: se ejerció presión sobre Juárez (que tenía a los conservadores encima) y se consiguió tránsito comercial donde le convenía, pero jamás a entrega total de nada. McLane mismo dice en sus memorias que Juárez estaba opuesto a la idea de vender Baja California por múltiples razones (un par son que se enemistaría con los liberales del norte, que le apoyaban y otra, que el Congreso no se lo iba a permitir ni de chiste).

Si tienes al gobierno de Estados Unidos viéndote vulnerable y al conservador nacional queriendo instaurar a un extranjero como emperador, muchas opciones no te quedan… y entre la que tomó, jamás entregó nada: siempre tuvieron soberanía sobre los lugares discutidos.

Punto número dos: “que Juárez censuraba a todos con su periódico presidencial”. – Lo de “periódico presidencial” es otro rumor. Juárez siempre fue criticado en otros medios. “La Orquesta” y “La Tarántula” eran pasquines similares a “El Chamuco” hoy en día pero éstos de corte conservador, siempre mofándose de él abiertamente. Juárez SIEMPRE respetó la libertad de imprenta y JAMÁS cerró periódico alguno que le criticara (y si alguien me menciona alguno, que su fuente no sea Krauze ni Ricardo Alemán, porfa).

Punto número tres: “es que era malvado por lo que le quitó a la iglesia, que además no sirvió porque hubo deudas varias y problemas económicos”. – Seamos sinceros y aceptemos que la iglesia en México, por donde le quiera uno ver, era (y sigue siendo) parasítica y corrupta. Quitarle los derechos y el dinero que tenían ayudó a levantar la República cuando no había fondos para hacerlo. Claro que había deudas (veníamos de una guerra), pero hubiera sido mucho peor si se le permitía a la Iglesia seguir a sus anchas.

Punto número cuatro: “¡Pero Juárez mató a Maximiliano, a Miramón y a Mejía!” – ¡Pero claro que lo hizo, si estábamos en conflicto! A Maximiliano se le avisó varias veces que se fuera del país y no lo hizo (apoyado de Miramón, Mejía y el mismísimo hijo de Morelos, Juan Nepomuceno). Él era, además de todo, un regidor invasor, instaurado por otros y además emperador en país soberano: si Juárez no hubiera cumplido con la sentencia, su imagen como dirigente se hubiera debilitado mucho. En varias cartas a Maximiliano, Juárez hace mención de eso y más, pero insistieron los conservadores en instaurar un imperialismo en México de vieja usanza y así no se pinches puede.

Maximiliano y los traidores van al paredón, al lado de Mejía y Miramón.

Punto número cinco: “pero Juárez odiaba el Himno Nacional”: Aclaremos este punto con hechos: el Himno Nacional fue cambiado PORQUE hacía alusión a Santa Anna (no a Juárez), que había rendido gran parte del territorio (ese sí) a fuerzas extranjeras. A Juárez sí le gustaba más el de La Marsellesa debido a lo anterior, pero permitió que siguiera el actual debido a su popularidad, que eventualmente se quedó sin las estrofas que hacían alusión al palurdo anterior. Si hubiera estado en contra de Bocanegra como tal (que es también rumor), el Himno hubiera sido cambiado en su totalidad y no sólo parcialmente, mucho menos defendido por el mismo Juárez que dijo (y cito):

“Al Himno Nacional no se le quita ni una sola nota, ni una sola palabra”.

Benito Pablo Juarez

Concluyo diciendo que puede caerles mal quien les parezca, pero que sea con hechos y no con odio acérrimo y sin bases. De otra forma se llama prejuicio y eso sí, por donde uno le vea, es terrible.

Quod erat demonstrandum (que es como el “mic drop” de hoy en día, pero con clase).

———–

Fuentes:

– Rafael “El Fisgón” Barajas (La Jornada), entrvistado por Jesús Ramírez Cuevas y Arturo Cano: http://www.jornada.unam.mx/2006/02/26/mas-cano.html
– Valadés, P. (2009). El Tratado McLane-Ocampo. La comunicación interoceánica y el libre comercio. México: Editorial Porrúa.
– Magdaleno, M. (1956). Las palabras perdidas. México: Fondo de Cultura Económica.
– Tamayo, J. (1972) El tratado McLane-Ocampo. Historia Mexicana, [S.l.], v. 21, n. 4, p. 573-613, abr. 1972. ISSN 2448-6531. Disponible en: <http://historiamexicana.colmex.mx/index.php/RHM/article/view/2968/2475&gt;.
– Otero, I. (1992) «Fax», Revista Mexicana del Derecho de Autor; año III, núm. 10 abril-junio. (75-77). Ed. Patria.
– La Historia Nacional (sin novelas históricas basadas en rumores y en asegunes).

Anuncios

Piensología Renace

Saludos a tod@s, piensólog@s.

Primero que nada, queremos desearles un feliz año 2017. Sabemos que la incertidumbre de lo desconocido puede en ocasiones ser abrumadora, pero esperamos de corazón que enfrenten este año con nuevos bríos y entereza. De parte de todos en el staff de Piensología, que su año sea maravilloso.

Segundo, el staff desea disculparse con ustedes. A la mitad del año anterior, nos encontramos sin el tiempo necesario de mantener dos de los tres pilares más importantes que tenemos en Piensología: uno, darles publicaciones culturales de calidad; dos, hacerlo con una frecuencia aceptable para ustedes y tres: cumplir con nuestro ferviente deseo de hacer de Piensología un oasis cultural que aprecie la fantasía y realidad del mundo que nos rodea.

Al darnos cuenta de esto, decidimos tomar un descanso y recuperar energías, además de usar ese tiempo para recordar por qué habíamos hecho Piensología. El año pasaba, terminaba, y decidimos que Piensología no era sólo un oasis, sino un recurso cultural que consideramos increíblemente necesario.

Ante el alud de ignorancia que creció sin reparo el año anterior gracias a las redes sociales y a lo que ahí se comparte (como información falsa, notas de poca calidad, imágenes y memes estúpidos y otras publicaciones del estilo), recordamos que somos uno de esos pocos espacios en la red que tenían como enfoque compartir, repartir y ofrecer cultura de todo tipo y para todo público. Un enfoque algo diferente al de otras páginas más populares cuyo esfuerzo está en conseguir likes y miembros a toda costa, inclusive si eso requería compartir cosas de calidad y origen cuestionable.

Habiendo dicho esto, el equipo habló y reformó filas, retomando así nuestro propósito y la fuerza para mantener los tres pilares que conforman nuestra humilde organización. De nosotros verán, en esta nueva etapa, más publicaciones tanto por este medio como en nuestras redes sociales, esperando recuperar la confianza de l@s piensólog@s que aquí siguen y ofreciendo un espacio nuevo para aquellas nuevas personas que decidan unirse.

Piensología, como siempre, les agradece su apoyo. Sea uno, sean dos, sean los que sean… siempre y para siempre, muchas gracias.

Atentamente,

El Equipo de Piensología.

phoenix1

Fotografía por Bob Speel.

Cuando lloran las palabras…

“Hoy mis pensamientos se llenan de tristeza,
con mis letras formando ideas macabras.
Mente y alma confabulan con presteza,
y pues hoy es cuando lloran las palabras.

Mis palabras lloran dolidas por tres damas,
una amante, una amiga y un fantasma.
Una que fue mucho, otra que fue tanto,
otra que mi poesía justicia no plasma.

Lloran mis palabras por la mujer que se va,
aquella dama que dos veces se aleja.
Por rencor, dolor y miedo se irá,
y así a quien la amó abandonado deja.

Lloran mis palabras por la mujer amiga,
que sin temor ni culpa alas espera.
Vida y alma en pedazos desperdiga,
el acto inhumano de quien amor prohibiera.

Lloran mis palabras por la mujer que no está,
aquella que años atrás se ha marchado.
Mi mente a mí mismo otra vez culpará,
queriendo verla una vez más a mi lado.

Hoy mis pensamientos se llenan de dolor,
con cada letra en sangre de corazón herido.
¡Lloro, entonces, por todo y por amor!
¡Lloro, pues, por las tres que se han ido!”

“Cuando lloran las palabras”, de Salvador A. Pérez Rosas, 2016.

“Mañana dejaré de amarte”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

“A esa mujer que de mi vida fue parte,
aquella que aún es mi singular amada,
así me deje el corazón en la nada,
será mañana cuando deje de amarte.

Porque no puedo ya con tantas pasiones,
con la imagen tan presente de tus senos.
Pero no todos los recuerdos son buenos,
que también guardo lo cruel de tus acciones.

Te deseo sólo bien, querida mía,
salud y bienestar para tí yo quiero.
Y si de lo nuestro queda si un empero,
¡Pues llama, habla, que se nos acaba el día!

Porque mañana voy a dejar de amarte,
porque más quiero amar y encontrar amor.
Y si lo que fue contigo ha sido un error,
no digas más, que habré al fin de olvidarte.”

Femme Ex Machina

“Mañana dejaré de amarte”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas.

“La Canción del Pueblo” de Los Miserables

“Cuando la dictadura es un hecho, la revolución se convierte en un derecho” – Victor Hugo.

lesmis1

Canta el pueblo su canción,
nada la puede detener.
Esta es la música del pueblo
y no se deja someter.

Si al latir tu corazón
oyes el eco del tambor
es que el futuro nacerá
cuando salga el sol.

Te unirás a nuestra causa,
ven y lucha junto a mí.
Tras esta barricada
hay un mañana que vivir.
¡Si somos esclavos o libres
depende de ti!

Canta el pueblo su canción,
nada la puede detener.
Esta es la musica del pueblo
y no se deja someter.

Si al latir tu corazón
oyes el eco del tambor
es que el futuro nacerá
cuando salga el sol.

Ven dispuesto a combatir,
hay una lucha que ganar.
Muchos hoy van a morir,
¿estás dispuesto a derramar
tu sangre en las calles de Francia
por la libertad?

Canta el pueblo su canción,
nada la puede detener.
Esta es la musica del pueblo
y no se deja someter

Si al latir tu corazón
oyes el eco del tambor
es que el futuro nacerá
cuando salga el sol.

¡Gracias por elegir Piensología!

Les Luthiers sin Daniel – Adiós, Neneco…

El día de ayer, Daniel Rabinovich (alias “Neneco”) falleció después de una larga lucha contra un padecimiento cardiaco que lo mantenía alejado del escenario y de sus compañeros, los famosos Les Luthiers.

CM7wLlGWsAAwyW3

Nacido el 18 de noviembre de 1942, Daniel fue un escribano, músico, actor y humorista partícipe del grupo argentino de música y humor Les Luthiers, con quienes compartió casi 50 años en el escenario, haciendo reír no sólo a Argentina (de donde provienen), sino a muchos otros países de habla hispana que apreciaban lo que se comenzó a conocer como “humor inteligente”, muy diferente al humor vulgar de la televisión o de otros medios.

En 2012 sufre un pequeño infarto que lo mantiene fuera de la alineación de Les Luthiers, quedándose en casa con la esperanza de recuperar su salud. Tristemente, la enfermedad venció al corazón de este gran hombre, quien no pudo evitar decirnos adiós.

"La entrevista dibujada" de Liniers es un ejemplo perfecto (y en cómic) de lo que era Les Luthiers,

“La entrevista dibujada” de Liniers es un ejemplo perfecto (y en cómic) de lo que era Les Luthiers. Den clic a la imagen para verla en el tamaño original, que permitirá leer el diálogo entre el artista y el grupo.

No sabemos cómo reaccionar, siendo que Daniel y Les Luthiers formaron parte de la vida de esta editorial durante años, atendiendo a cada concierto y riendo a cada segundo con su talento humorístico, ocurrencias lingüísticas y música ejemplar. Se nos va el alma del dolor, pero nos reconforta saber que no sufres más.

Citamos a Liniers, en la tira anteriormente compartida: cuando nos pregunten “¿qué es el humor?”, contestaremos “ver a Les Luthiers“.

Gracias por leernos, piensólog@s. Lamentamos que la nota no haya sido algo más alegre.

Sobre Lázaro Cárdenas, sus logros y la estúpida crítica de los medios a los héroes patrios

En los últimos años, quienes hoy conformamos el equipo de Piensología observamos un fenómeno muy común y que suele darse en países donde el gobierno suele ser tan corrupto que cualquier señal o fuente de ideas en pro de algo mejor, en pro de la protesta o en pro de la crítica política: un desdén absoluto a quienes les dieron patria, a quienes marcaron la historia y al valor general de la palabra “patriotismo”. Todo ello no sólo en los medios, sino en las bocas de quienes se habían tragado el cuento.

Se buscó demeritar la imagen de Miguel Hidalgo y la de Benito Juárez, adjudicándoles actos que no habían llevado a cabo o criticándolos por otros que eran meramente casuales.

Se buscó demeritar la imagen de Miguel Hidalgo y la de Benito Juárez, adjudicándoles actos que no habían llevado a cabo o criticándolos por otros que eran meramente casuales.

Era como si, de repente, ser patriota fuera algo del pasado y lo de hoy fuera acoplarse a lo que se dijera porque “así debía ser”; porque había que apoyar lo que fuera sin chistar ni repelar; porque aquellos del pasado habían arruinado o entorpecido el crecimiento que, obviamente, los actuales tanto buscan (porque ellos son los buenos, vaya. No hay corrupción que valga ni nada, por Dios. Los del gobierno somos los más guay, dirían en México, en España y donde fuera que la sufren igual).

El año pasado, como si fuera la mejor solución a todo lo que aqueja a México, se decidió dar todo por la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto, la cual -según los de arriba, cercanos al mismo presidente actual- ofrecían un sinfín de nuevas opciones que hasta Lázaro Cárdenas -quien liderase la Expropiación Petrolera que tomaría el control de los recursos del país para entregárselos al pueblo- habría de apoyar.

Cárdenas habría de sufrir lo mismo que Hidalgo y Juárez, sobre todo en épocas en las que rechistar en contra de la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto era criticado por los medios y sus representantes.

Cárdenas habría de sufrir lo mismo que Hidalgo y Juárez, sobre todo en épocas en las que rechistar en contra de la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto era criticado por los medios y sus representantes.

Tal mentira y tal incongruencia no pasaron desapercibidas, pero los medios eran brutales: se trataba de callar lo que Lázaro Cárdenas había logrado y demeritar el alcance de sus contribuciones. Se trataba de aplicar en Lázaro Cárdenas lo que se había hecho sobre otros héroes patrios del país: hablar mal de ellos y, si no había nada malo que decir, entonces mentir. Claro, porque un pueblo que no tiene a quién admirar es un pueblo que no tendrá ganas de alzar la voz.

Nos dimos a la tarea, pues, de buscar lo que Lázaro Cárdenas había hecho por México. Sus contribuciones, su lucha, sus deseos de un México mejor y que muchos posteriores buscaron ensuciar de corrupción y vileza… y que no lograron esconder, porque aquí después del corte hacemos un breve recuento de todo ello:

(más…)

Piensología Cultural: 10 libros recomendados para leer en 2015

Aquí en Piensología sabemos que ustedes gustan de leer y, como tal, pensamos en hacer un especial con diez libros imperdibles con los que ustedes pueden comenzar a leer el año entrante o añadir a su lista de libros pendientes (además de una de nuestras imágenes picarescas que tanto disfrutan). ¡Esperamos con todo nuestro piensológico corazón que les agraden!

1. “Los hijos de los días”, de Eduardo Galeano.

2. “Henry Miller, su mujer y yo”, de Anaïs Nin.

3. “Yo soy Malala”, de Malala Yousafzai.

4. “El agua y los sueños”, de Gaston Bachelard.

5. “El abuelo que saltó por una ventana y se largó”, de Jonas Jonasson.

6. “Niebla”, de Miguel de Unamuno.

7. “Pantaleón y las visitadoras”, de Mario Vargas Llosa.

8. “Motivaciones para la locura”, de Chava Flores.

9. “Figuraciones mías”, de Fernando Savater.

10. “El Erotismo”, de Georges Bataille.

1413553446106

No ponemos un sumario porque nos encanta que los descubran por ustedes mism@s. Eso sí, aseguramos que nos gan encantado a todos en el equipo de Piensología y, por lo mismo, los compartimos con nuestr@os piensólog@s consentid@s. ¡Que los disfruten!

Especial de Piensología: La Escultura Erótica

¡Saludos, piensólog@s de todo el mundo! Sabemos que hemos estado un poco desconectados, pero hubo ciertas vicisitudes que el equipo de Piensología tuvo que atender y que no podían ser ignoradas, imposibilitándonos de compartir -sólo por un tiempo- nuestra misión de enseñarles la fantasía y la realidad del mundo que nos rodea.

PIeza en el Museo del Sexo de Moscú, Rusia.

PIeza en el Museo del Sexo de Moscú, Rusia.

Sin embargo, esas “vicisitudes responsabilitorias” ya se han terminado y podemos, una vez más, poner pie en marcha hacia lo que buscamos lograr con este blog cultural. Para que esa pisada sea memorable (y recordando la razón inicial de la creación de este sitio), nos propusimos armar una galería relacionada con un tema que en Piensología admiramos al por mayor y cuyos intentos de censura hemos enfrentado más de una vez: el erotismo.

No sabemos de dónde viene esta imagen, pero nos encanta.

No sabemos de dónde viene esta imagen, pero nos encanta.

Claro que el erotismo se da de muchas formas y es representado de mil maneras, por lo cual pensamos dividir esta galería en tres partes: la primera será de escultura erótica, donde encontramos varias piezas que valen mucho la pena y que nos encantará compartir con ustedes. La segunda y la tercera serán publicadas mañana y el día después de mañana, con la calidad y estética características de nosotros y que siempre hemos cuidado al momento de elegir nuestro material.

Sin más por el momento, damos pie al resto de esta hermosa galería de escultura erótica, esperando que sea de su agrado. Para verla, sólo da clic aquí debajo y se desplegará completamente en tu navegador.

(más…)

Teísmo y ateísmo: la eterna lucha entre creer y no creer

A lo largo de la historia han existido personas de fe y, de la misma manera, personas que no creen en ningún ser supremo. El caos comienza cuando un lado malentiende al otro, creando problemas de magnitudes pequeñas (como una discusión o una simple diferencia de ideas) o, en el extremo peligroso, de magnitudes enormes (como las Guerras Santas, la prohibición de libertad de culto, las Cruzadas y la Inquisición, sólo por mencionar algunas).

Los cruzados eran hombres acaudalados que gozaban del beneplácito del Papa y también de personajes de poder, principalmente cristianos que querían recuperar la Tierra Santa ocupada por los musulmanes.

Los conflictos originados por una creencia religiosa son numerosos, muchos de ellos teniendo terribles consecuencias.

El teísmo aboga por la existencia de uno o más dioses que guían sus vidas bajo un compás moral, apoyando que no es necesario que haya evidencias claras al respecto ya que el simple hecho de creer es, precisamente, la fe que se profesa. El ateísmo, por otro lado y al no tener evidencia al respecto, considera que la existencia de uno o más dioses es simple y llanamente imposible y/o una forma de control de masas, argumentando que dichas creencias tomaron parte en un momento de cierta ingenuidad y represión intelectual.

Jamás, bajo ninguna circunstancia, puede permitirse que algo así se repita.

Jamás, bajo ninguna circunstancia, puede permitirse que algo así se repita.

El agnosticismo entra en la ecuación como una perspectiva en la cual se cree que no hay contundentes o suficientes pruebas para determinar la existencia de deidad alguna. Es aquí donde entra el concepto de teísta agnóstico, que cree que hay un dios o deidad pero que piensa que no hay forma de probar que existe, y el concepto de ateísta agnóstico, el cual cree que no hay dioses de ninguna clase pero que tampoco piensa que pueda ser comprobado aún-. En resumen, a diferencia de aquellos teístas y ateístas que no son agnósticos, los agnósticos de ambos grupos concuerdan con su teísmo y ateísmo pensando que no hay pruebas suficientes para sostener cualquier perspectiva.

Entonces, ¿qué insta al ser humano a creer y a no creer? ¿Debe, acaso, asumirse como una persona de fr y creer -sin evidencia palpable- en alguna figura deidad cualquiera? ¿Acaso debe creer en una sola y negar la existencia de cualquier otra? ¿O debe acaso vivir sin religión ni creencia alguna? Lo que sea que haya orillado al hombre y a la mujer a creer en un ser supremo lo ha acompañado hasta estos tiempos modernos, con la perspectiva teísta manteniéndose aún arraigada en nuestra sociedad y sólo siendo recientemente criticada cuando se asumió la separación entre iglesia y estado en muchas naciones del mundo.

Es algo común...

El respeto debe ser provisto por ambos bandos…

Sea como fuere, no pueden ignorarse las afrentas en contra de la libertad de culto que han formado parte de la Historia, muchas veces instigadas por grupos fanáticos que buscan hacer su dogma absoluto. Eventos como la persecución y el asesinato de Hipatia o de Giordano Bruno, la Inquisición, las Guerras Santas, el odio religioso, el terrorismo, el abuso sistemático de niños y de la mujer, la insistencia de una organización cualquiera de hacerse absoluta sobre el comportamiento y las ideas de un pueblo y otros actos similares que aboguen a favor de la represión, el abuso y la distorsión íntegra de lo que conforma a una persona no deben repetirse jamás ni mucho menos ser olvidados.

Es válido creer en uno, dos o más dioses (o no creer en ninguno), esto mientras no se abuse de los demás ni se obligue o se reprima a nadie para hacerlo. La libertad es absoluta y debe ser respetada sin excepción; de no ser así, es obligación de un ser humano digno el alzar la voz en contra de semejante afrenta.

¡Lindo martes les desea Piensología!