ateísmo

Citas sobre creencias, ateísmo y religión

Con o sin religión, tendríamos gente buena haciendo cosas buenas y gente mala haciendo cosas malas. Pero para que gente buena haga cosas malas, para eso se necesita la religión. Steven Weinberg

____

Lo que puede ser acertado sin evidencia también puede ser descartado sin evidencia. C. Hitchens

____

Ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia. Carl Sagan

____

Todos comenzamos siendo ateos. Nadie nace con una creencia en algo. Andy Rooney

____

Cuando tú entiendas porque rechazas todos los otros dioses, entenderás porque yo rechazo el tuyo. Stephen Roberts

____

Morir es, sencillamente, dejar de ser visto. Fernando Pessoa

____

El escepticismo es el primer paso hacia la verdad. Denis Diderot

____

El origen del pensamiento está en el desacuerdo, no sólo con los demás, sino con nosotros mismos. Eric Hoffer

____

Conocer al otro requiere inteligencia, conocerse a uno mismo, sabiduría. Lao Tsé

____

No creas nada, sin importar donde lo hayas leído ni quien lo haya dicho, a no ser que esté de acuerdo con tu propia razón. Siddarta Gautama, Buda

____

La fe es creer lo que tú sabes que no es cierto. Mark Twain

____

El camino de ida y de vuelta son uno y el mismo. Heráclito

____

El hombre es un microcosmos del Universo. Demócrito

____

El deseo de aprender está en la naturaleza del hombre. Aristóteles

____

No hay nada en la mente que no haya estado antes en los sentidos. John Locke

____

Los filósofos creen que las leyes religiosas son un arte político necesario. Averroes

____

Se podría decir que el tiempo empezó con el Big Bang, en el sentido de que el tiempo anterior al mismo no estaría definido. Stephen Hawking

____

La mente y el cuerpo son uno. Baruch Spinoza

____

Todo lo que hay en el cielo y en la tierra, en una palabra, todos los cuerpos que componen el mundo, no pueden subsistir sin una mente. George Berkeley

La sustancia material de que hablan los filósofos, no existe. George Berkeley

____

Apenas conocemos nada superficialmente, pocas cosas a priori, y la mayoría gracias a la experiencia. Gottfried Willhelm Leibnitz

____

Pero, ¿qué soy? Un ser pensante. René Descartes

____

El hombre sabio hace que su creencia sea proporcional a sus pruebas. David Hume

____

La ciencia puede definirse como el arte de la supersimplificación sistemática. Karl Popper

Hume tenía razón al señalar que la inducción [generalizar lo particular] no tiene justificación lógica. Karl Popper

____

Las intuiciones, sin conceptos, son ciegas; los conceptos, sin intuiciones, son vacíos. Immanuel Kant

La filosofía existe precisamente en cuanto que conoce sus límites. Immanuel Kant

____

Comprender cuál es la tarea de los filósofos, para que sirve, es la razón. Georg Hegel

____

La base sobre la que se apoyan todos nuestros conocimientos y aprendizaje es lo inexplicable. Arthur Schopenhauer

____

Una persona con una convicción es una fuerza social igual a 99 que tengan sólo intereses. John Stuart Mill

____

De cada uno, según sus capacidades; a cada uno, según sus necesidades. Karl Marx

____

Nada es vital para la ciencia. Nada puede serlo. Charles Sanders Pierce

____

Toda manera de clasificar algo no es más que una forma de manejarlo con un fin determinado. William James

____

En las vidas de los individuos y las sociedades, el lenguaje es el factor de mayor importancia. Ferdinand de Saussure

____

La educación no es cuestión de contar y que te cuenten, sino un proceso activo y constructivo. John Dewey

____

Yo soy yo y mi circunstancia. José Ortega y Gasset

____

La lógica no es una doctrina, sino un reflejo del mundo. Ludwig Wittgenstein

____

En la lógica no hay moral. Rudolf Carnap

____

El pensamiento para el futuro debe ser leal a la naturaleza. Arne Naess

____

Ciencia y mito se solapan de muchos modos. Paul Feyerabend

____

Del pensar nace la ansiedad del hombre. La Biblia

____

Imagina que hemos escogido al dios erróneo. Cada vez que vamos a la iglesia sólo lo estamos enfadando más. Homero Simpson

Teísmo y ateísmo: la eterna lucha entre creer y no creer

A lo largo de la historia han existido personas de fe y, de la misma manera, personas que no creen en ningún ser supremo. El caos comienza cuando un lado malentiende al otro, creando problemas de magnitudes pequeñas (como una discusión o una simple diferencia de ideas) o, en el extremo peligroso, de magnitudes enormes (como las Guerras Santas, la prohibición de libertad de culto, las Cruzadas y la Inquisición, sólo por mencionar algunas).

Los cruzados eran hombres acaudalados que gozaban del beneplácito del Papa y también de personajes de poder, principalmente cristianos que querían recuperar la Tierra Santa ocupada por los musulmanes.

Los conflictos originados por una creencia religiosa son numerosos, muchos de ellos teniendo terribles consecuencias.

El teísmo aboga por la existencia de uno o más dioses que guían sus vidas bajo un compás moral, apoyando que no es necesario que haya evidencias claras al respecto ya que el simple hecho de creer es, precisamente, la fe que se profesa. El ateísmo, por otro lado y al no tener evidencia al respecto, considera que la existencia de uno o más dioses es simple y llanamente imposible y/o una forma de control de masas, argumentando que dichas creencias tomaron parte en un momento de cierta ingenuidad y represión intelectual.

Jamás, bajo ninguna circunstancia, puede permitirse que algo así se repita.

Jamás, bajo ninguna circunstancia, puede permitirse que algo así se repita.

El agnosticismo entra en la ecuación como una perspectiva en la cual se cree que no hay contundentes o suficientes pruebas para determinar la existencia de deidad alguna. Es aquí donde entra el concepto de teísta agnóstico, que cree que hay un dios o deidad pero que piensa que no hay forma de probar que existe, y el concepto de ateísta agnóstico, el cual cree que no hay dioses de ninguna clase pero que tampoco piensa que pueda ser comprobado aún-. En resumen, a diferencia de aquellos teístas y ateístas que no son agnósticos, los agnósticos de ambos grupos concuerdan con su teísmo y ateísmo pensando que no hay pruebas suficientes para sostener cualquier perspectiva.

Entonces, ¿qué insta al ser humano a creer y a no creer? ¿Debe, acaso, asumirse como una persona de fr y creer -sin evidencia palpable- en alguna figura deidad cualquiera? ¿Acaso debe creer en una sola y negar la existencia de cualquier otra? ¿O debe acaso vivir sin religión ni creencia alguna? Lo que sea que haya orillado al hombre y a la mujer a creer en un ser supremo lo ha acompañado hasta estos tiempos modernos, con la perspectiva teísta manteniéndose aún arraigada en nuestra sociedad y sólo siendo recientemente criticada cuando se asumió la separación entre iglesia y estado en muchas naciones del mundo.

Es algo común...

El respeto debe ser provisto por ambos bandos…

Sea como fuere, no pueden ignorarse las afrentas en contra de la libertad de culto que han formado parte de la Historia, muchas veces instigadas por grupos fanáticos que buscan hacer su dogma absoluto. Eventos como la persecución y el asesinato de Hipatia o de Giordano Bruno, la Inquisición, las Guerras Santas, el odio religioso, el terrorismo, el abuso sistemático de niños y de la mujer, la insistencia de una organización cualquiera de hacerse absoluta sobre el comportamiento y las ideas de un pueblo y otros actos similares que aboguen a favor de la represión, el abuso y la distorsión íntegra de lo que conforma a una persona no deben repetirse jamás ni mucho menos ser olvidados.

Es válido creer en uno, dos o más dioses (o no creer en ninguno), esto mientras no se abuse de los demás ni se obligue o se reprima a nadie para hacerlo. La libertad es absoluta y debe ser respetada sin excepción; de no ser así, es obligación de un ser humano digno el alzar la voz en contra de semejante afrenta.

¡Lindo martes les desea Piensología!