La censura… y por qué es peligrosa (4 de 5)

Compartimos el siguiente artículo (tristemente en inglés, pero que desmenuzamos después del vínculo), cercanamente relacionado con lo ocurrido a la anterior instancia de Piensología en Facebook.

http://www.huffingtonpost.com/jennifer-nix/facebook-censorship_b_1616735.html

Durante la entrevista que la periodista Jennifer Nix hace al fotógrafo Gregory Colbert, podemos ver que pasó lo mismo con su trabajo que lo que había pasado con nosotros: Facebook consideró que su fotografía (la cual está en el artículo) no era artística y que el “contenido altamente gráfico de la fotografía” había violado los estándares de conducta del sitio, avisándole que de volver a hacerlo, su página sería removida.

En el caso de Piensología también se reportó no una, sino varias imágenes que apenas sugerían desnudez o que eran -a nuestro juicio- artísticas. No eran imágenes pornográficas o vulgares, sino de corte erótico y escogidas con mucho cuidado, prestando particular atención en que la categoría y la clase de éstas fueran las que solemos elegir cuando publicamos algo para ustedes, Sin embargo, Facebook las consideró ofensivas y fuera de lineamiento. A continuación algunas de las imágenes reportadas:

Caravaggio no es arte, parece...

Caravaggio no es arte, parece…

No, nosotros tampoco lo entendemos.

No, nosotros tampoco lo entendemos.

Erótica no es lo mismo que pornográfica.

Erótica no es lo mismo que pornográfica.

En la entrevista, el fotógrafo menciona que “Facebook no le da a su comunidad suficiente crédito, confiando en que sabemos la diferencia entre arte y pornografía. Siempre habrán personas -extremistas, fundamentalistas y similares- que encontrarán ofensivo lo que sea, y esas personas tienen todo el derecho de expresar su opinión al respecto”. Colbert continúa, diciendo que debería haber una forma de retar al censor de Facebook, ya que el hecho de que una persona se queje no significa que Facebook pueda eximirse y, de hecho, usarlo como excusa para tirar toda una página y borrar su contenido sin miramientos.

Continúa Colbert: “Hay diferentes puntos de vista alrededor del mundo, y siempre habrá quejas en contra de una u otra cosa. ¿Acaso van a quitar absolutamente todo?”. Esas interrogantes son las que a Piensología le interesaron y que traen a discusión en esta publicación. En el caso de Colbert y hasta de museos de la talla del Galerie Nationale du Jeu de Paume, Facebook se escondió detrás de una sola queja e ignoro el sentido común de un grupo mucho mayor.

Los pensamientos finales del artista son contundentes: “En la edad de las redes sociales, mi pregunta es: ¿vamos acaso a ser forzados a vivir bajo decretos draconianos y que infringen nuestra libertad de expresión en ese sitio? ¿O es tiempo de demandar más transparencia y democracia dentro de lo que estamos o no permitidos a compartir?”

Piensología se pregunta lo mismo.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s