La censura… y por qué es peligrosa (1 de 5).

Como sabrán, un acto de censura fue impuesto en contra de Piensología por parte de algún obtuso cuya mente cerrada y poco criterio le instó a reportar varias de nuestras imágenes como “inapropiadas”, claramente demostrando que no conocía la diferencia entre erotismo y pornografía (y que posiblemente sea indicador de que se baña con la ropa puesta) y provocando que optáramos por publicar nuestro contenido fuera de ese sitio.

Sabemos, sin embargo, que la mayoría de los miembros de Piensología no piensa así y, como acto de amor en este día tan Hallmarkiano, compartiremos imágenes que demuestren el daño que la censura hace al amor, a la expresión y a la libertad que todo ser humano debe disfrutar.

Para empezar, una fotografía de una mujer en Chicago en 1922 que está siendo arrestada por usar traje de baño de una pieza, el cual no cubre sus piernas. Desde aquí se muestra que la censura no sólo es ideológica, sino sexista y abusiva.

Una sociedad cerrada de mente está invariablemente destinada a arruinarse.

Y es que las piernas son radioactivas, al parecer.

En breve, la segunda parte de esta serie…

¡Gracias por elegir Piensología!

Anuncios

2 comments

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s