editorialbanner

Les Luthiers sin Daniel – Adiós, Neneco…

El día de ayer, Daniel Rabinovich (alias “Neneco”) falleció después de una larga lucha contra un padecimiento cardiaco que lo mantenía alejado del escenario y de sus compañeros, los famosos Les Luthiers.

CM7wLlGWsAAwyW3

Nacido el 18 de noviembre de 1942, Daniel fue un escribano, músico, actor y humorista partícipe del grupo argentino de música y humor Les Luthiers, con quienes compartió casi 50 años en el escenario, haciendo reír no sólo a Argentina (de donde provienen), sino a muchos otros países de habla hispana que apreciaban lo que se comenzó a conocer como “humor inteligente”, muy diferente al humor vulgar de la televisión o de otros medios.

En 2012 sufre un pequeño infarto que lo mantiene fuera de la alineación de Les Luthiers, quedándose en casa con la esperanza de recuperar su salud. Tristemente, la enfermedad venció al corazón de este gran hombre, quien no pudo evitar decirnos adiós.

"La entrevista dibujada" de Liniers es un ejemplo perfecto (y en cómic) de lo que era Les Luthiers,

“La entrevista dibujada” de Liniers es un ejemplo perfecto (y en cómic) de lo que era Les Luthiers. Den clic a la imagen para verla en el tamaño original, que permitirá leer el diálogo entre el artista y el grupo.

No sabemos cómo reaccionar, siendo que Daniel y Les Luthiers formaron parte de la vida de esta editorial durante años, atendiendo a cada concierto y riendo a cada segundo con su talento humorístico, ocurrencias lingüísticas y música ejemplar. Se nos va el alma del dolor, pero nos reconforta saber que no sufres más.

Citamos a Liniers, en la tira anteriormente compartida: cuando nos pregunten “¿qué es el humor?”, contestaremos “ver a Les Luthiers“.

Gracias por leernos, piensólog@s. Lamentamos que la nota no haya sido algo más alegre.

literaturabanner

“Cuando te quedaste atrás” de Salvador Alejandro Pérez Rosas

“Cuando te quedaste atrás,
te quedaste con todo lo mío.
Ni amor, paciencia y brío,
no quedaba en mí ya más.

Cuando te quedaste atrás,
elegiste quedar en el pasado.
Elegiste creer no haber amado,
a quien amar siempre habrás.

Femme Ex Machina

Cuando te quedaste atrás,
cortaste imagen, voz y amor.
Y lo que se corta con ardor
No se va del corazón jamás.

Espero que no sufras más,
que no tengas miedo de soñar
y que decidas al fin dejar,
ese día en que quedaste atrás.”

“Cuando te quedaste atrás”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas, 2015.

editorialbanner

Hiroshima y Nagasaki: recordando la tragedia sobre el pueblo japonés

El 6 de agosto de 1945 cae a la primera bomba atómica -denominada “Little Boy”- y detona a más de seiscientos metros sobre la ciudad de Hiroshima, llevándose a 166,000 vidas con ella. Tres días después, el 9 de agosto, caería “Fat Man” sobre Nagasaki llevándose a unas 80,000 personas, sin contar las secuelas de la radiación y el daño psicológico, material y económico causado sobre el pueblo civil japonés, resultado de los únicos ataques con armas nucleares registrados en la historia del mundo.

La explosión nuclear. Esta foto se dice que es de "Fat Man", la bomba que cayó en Nagasaki

La explosión nuclear. Esta foto se dice que es de “Fat Man”, la bomba que cayó en Nagasaki

Leucemias, envenenamiento por radiación, cáncer y distintos tipos de cáncer habrían sido los efectos secundarios de la explosión. Por si eso fuera poco, Estados Unidos no había enfocado sus ataques al ejército, sino a la población civil de ambos lugares. Los que pagaron las decisiones de Hirohito habría sido su pueblo, quien superaría el daño eventualmente, aunque jamás olvidando lo sufrido.

Seis días después de la detonación sobre Nagasaki, el 15 de agosto, Imperio del Japón anunció su rendición incondicional frente a la “bondad” provista por Estados Unidos y sus Aliados, haciéndose formal el 2 de septiembre con la firma del acta de capitulación. Con la rendición de Japón, concluyó la Segunda Guerra Mundial. El Imperio nipón sería ocupado (hasta el día de hoy) por fuerzas aliadas lideradas por los Estados Unidos —con contribuciones de Australia, la India británica, el Reino Unido y Nueva Zelanda— y adoptó los «Tres principios antinucleares», que le prohibían poseer, fabricar e introducir armamento nuclear.

Sombra dejada por la explosión nuclear en Nagasaki. La radiación era tal que ese tipo de sombras era común conforme se acercaban al origen de la explosión.

Sombra dejada por la explosión nuclear en Nagasaki. La radiación era tal que ese tipo de sombras era común conforme se acercaban al origen de la explosión.

“Recuerda Hiroshima y Nagasaki”, dirían las fábricas y lugares de trabajo después de la guerra. “Recuerda por qué están aquí”, decían algunos residentes que vivían cerca de las bases navales de los ejércitos que les habían vencido. Esa, tristemente, era su motivación: no olvidar lo sufrido. No olvidar lo acontecido. No olvidar lo que les había causado tanto dolor y lo que les había arrebatado a tantos seres queridos. Japón, rendido, no olvidaría nunca lo que la guerra había traído consigo.

El artillero Bob Caron, también fotógrafo del Enola Gay, describía la bomba así:

“Una columna de humo asciende rápidamente. Su centro muestra un terrible color rojo. Todo es pura turbulencia. Es una masa burbujeante gris violácea, con un núcleo rojo. Todo es pura turbulencia. Los incendios se extienden por todas partes como llamas que surgiesen de un enorme lecho de brasas. Comienzo a contar los incendios. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis… catorce, quince… es imposible. Son demasiados para poder contarlos. Aquí llega la forma de hongo de la que nos habló el capitán Parsons. Viene hacia aquí. Es como una masa de melaza burbujeante. El hongo se extiende. Puede que tenga mil quinientos o quizá tres mil metros de anchura y unos ochocientos de altura. Crece más y más. Está casi a nuestro nivel y sigue ascendiendo. Es muy negro, pero muestra cierto tinte violáceo muy extraño. La base del hongo se parece a una densa niebla atravesada con un lanzallamas. La ciudad debe estar abajo de todo eso. Las llamas y el humo se están hinchando y se arremolinan alrededor de las estribaciones. Las colinas están desapareciendo bajo el humo. Todo cuanto veo ahora de la ciudad es el muelle principal y lo que parece ser un campo de aviación.”

Registro fotográfico del daño en Hiroshima

Registro fotográfico del daño en Hiroshima

Recordemos Hiroshima y Nagasaki. No permitamos que se olvide la historia: ni los errores de los involucrados ni la crueldad de aquellos que clamaban querer paz consiguiéndola con muerte.

Piensología agradece su lectura.

editorialbanner

Castle Combe: un pueblo medieval en el mundo moderno

En lo recóndito de Wiltshire, en Inglaterra, se esconde un pequeño pueblo con apenas 350 habitantes llamado Castle Combe. Siempre en los primeros puestos de listas concernientes a los mejores pueblos de Europa, Castle Combe es famoso no sólo por su belleza, sino por la amabilidad de sus habitantes, la tranquilidad de las calles y la historia que hay detrás de cada uno de sus edificios, incluyendo la famosa Iglesia Medieval, principal aporte turístico del poblado.

castlecombe05 castlecombe04  castlecombe02

No conforme con ser un lugar pequeño, Castle Combe tiene uno de los hoteles más hermosos de Europa, siendo el Manor House aquél que rivaliza con otros hoteles del estilo, orgullosamente presumiendo cinco estrellas. El equipo de Piensología, encantados con el lugar, ha decidido compartir con ustedes una probadita de lo que es el maravilloso pueblo de Castle Combe, urgiéndoles a visitarlo si les es posible.

castlecombe01castlecombe03

¡Gracias por elegir Piensología!

artebanner

Sasha & Alexander Gusov en Namibia

En el año 2003, el fotógrafo Alexander Gusov visitó Namibia para un encargo que le había hecho un cliente. Su esposa, Sasha, le acompañó en el viaje.

Alexander & Sasha Gusov (1) Alexander & Sasha Gusov (2) Alexander & Sasha Gusov (3) Alexander & Sasha Gusov (4) Alexander & Sasha Gusov (5) Alexander & Sasha Gusov (6) Alexander & Sasha Gusov (7)Alexander & Sasha Gusov (8)


Cuando Alexander se encontraba tomando fotografías de una tribu nativa, Sasha se sintió un poco excluida por las mujeres de la tribu, las cuales le miraban de forma extraña y curiosa. Decidida a cambiar la opinión de las nativas, Sasha decidió quitarse la blusa y acercarse a ellas a forma de romper el hielo. Lo que ocurrió fue la creación de una serie de cándidas e hilarantes fotos por Gusov que ilustraron ese preciso momento.

¡Gracias por leer Piensología!

artebanner

El Amor Verdadero según Puuung

¡Saludos, piensólog@s!

El día de hoy compartimos con ustedes esta serie de imágenes hechas por un ilustrador coreano de sobrenombre “Puuung” celebra el amor verdadero con diferentes escenarios, compartiendo sueños e ideales derivados de la auténtica ternura de la que es capaz el ser humano.

En propias palabras de Puuung, “El amor es algo con lo que todos se pueden relacionar. Y viene en maneras que fácilmente podemos observar en nuestras vidas. Así que intenté encontrar el significado del amor en nuestras vidas diarias y hacerlo una pieza de arte“.

Para muestra, aquí unas imágenes:

tumblr_nniusb4pql1qa53wno1_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno3_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno4_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno5_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno6_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno10_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno9_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno8_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno7_1280 tumblr_nniusb4pql1qa53wno2_1280Si desean ver más del trabajo de Puuung, aquí dejamos el vínculo a su portafolio virtual (aunque sí, claro está, en coreano).

¡Gracias por elegir Piensología!

Serge Marshennikov (1)

Serge Marshennikov y el hiperrealismo erótico

Marshennikov nació en Bashkiria en 1971 (anteriormente la Unión Soviética), exactamente en la provincia de Ufa. Un artista consumado desde su más tierna infancia, fue apoyado por su madre durante toda su vida, quien hacía lo imposible para otorgarle clases con diversos profesores de arte particulares. Su habilidad fue reconocida inclusive entrando a la Escuela de Arte de Ufa en el 95, logrando captar la atención de los directivos de la Academia Repin de Bellas Artes en San Petersburgo, una de las más famosas en el mundo.

Serge Marshennikov (20) Serge Marshennikov (21)

Hoy en día, las pinturas de Serge se han vendido a lo ancho y largo del mundo (desde las casas de subasta Christie’s en Londres hasta la Bonham’s en Knightsbridge). Su trabajo está en tanta demanda que sus precios aumentan a cada pedido, aunque aquellos con menos fortuna pueden disfrutar de sus trabajos en el Museo de Arte Moderno de El Paso, en el Museo de Grace en Abilene y en otros museos menores en Rusia, Inglaterra, Dinamarca, Francia y Japón.

Serge Marshennikov (12) Serge Marshennikov (10) Serge Marshennikov (4)Serge Marshennikov (2) Serge Marshennikov (1)

Como muestra, dejamos aquí una galería con algunos de sus trabajos más prominentes. Esperamos no sólo que lo disfruten, sino que sigan con nosotros en el Proyecto Piensología. ¡Muchas gracias por elegirnos!

flashtv-music-videos-there-she-is-step-3

“There She Is!!” – Recordando a Doki y a Nabi (O La Nostalgia del Flash empezando el Siglo XXI).

Hace unos meses, Piensologia presentó un artículo en el que se hablaba de las animutaciones, un fenómeno viral de internet que se valía del software conocido como Shockwave Flash (ahora conocido como Adobe Flash) para hacer montajes animados impredecibles de imágenes relacionadas a la cultura pop, acompañadas de una melodía en un lenguaje extranjero para el público en cuestión.

Eventualmente, el uso de Flash comenzó a volverse mucho más popular, con varios grupos y equipos creativos compitiendo con otros para llamar la atención y promocionar tanto sus productos como sus ideas a través de la red. En medio de ese “boom” de animación, el sitio coreano SamBakZa creó un pequeño corto llamado “There She Is!!” en 2004, cuya trama gira en torno a una sociedad de conejos y gatos antropomórficos, centrándose en la relación entre una coneja y un gato, considerada como tabú en dicha sociedad.

Doki y Nabi, los protagonistas de

Doki y Nabi, los protagonistas de “There She Is!!”

El éxito de esa primera animación fue tal que su audiencia en línea no sólo pertenecía a Corea, sino que emigró a otros países de Asia, Europa y América, quienes miraban conmovidos la relación que se desenvolvía entre Doki y Nabi, llegando a un éxito tal que SamBakZa continuó la serie con cuatro animaciones más, todas con un alto contenido visual, musical y emocional.

Recordando esos tiempos, Piensología les trae los cinco capítulos completos que conforman esta aventura en un sólo video, esperando que los disfruten tanto como nosotros lo hicimos recordándolos (tiempo aproximado: 24 minutos).

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

Recordando a Galeano

Hace apenas un par de días, se nos fue uno de los grandes: Eduardo Galeano. Uno de los preferidos de la editorial de Piensología, Galeano era un acérrimo crítico del estado actual del mundo, siempre provocando el pensamiento y el ejercicio de éste con cada uno de sus párrafos, siempre atinados y siempre invocadores de tantas emociones. Hoy, como no podemos tenerle más, pensamos entonces recordarle con unos extractos de su fascinante “Los Hijos de los Días”, donde algunas de sus últimas palabras impresas habrán de acompañarnos siempre.

Marzo 22 - Día del Agua

Marzo 22 – Día del Agua

Marzo 30 - Día del Servicio Doméstico

Marzo 30 – Día del Servicio Doméstico

Agosto 30 - Día de los Desaparecidos

Agosto 30 – Día de los Desaparecidos

Septiembre 28 - Día del Derecho a la Información

Septiembre 28 – Día del Derecho a la Información

Gracias por tus palabras, Galeano. ¡Y gracias a ustedes por elegir Piensología!

“Revolución”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

marcha1Me contengo,
me detengo.
Ante el hermano perdido,
ante el compatriota herido,
ante los que se han ido,
me contengo,
me detengo.

No puedo más,
se me escapa el llanto.
Ante un fallido estado,
ante un pueblo engañado
ante el corazón desgarrado
de un padre, de una madre,
de cuarenta y tres.

Me rehúso a callar,
y no caeré en su juego.
Y gritaré a cada segundo,
ante un gobierno nauseabundo,
para que escuche todo el mundo.
Un grito pacífico.
Un viento de cambio.

Revolución.”

“Revolución”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas, 2014.