musicabanner

Piensología Musical: Robert Palmer

En 1949, en el condado de Batley en Yorkshire, nacía un 19 de enero el legendario Robert Allen Palmer, quien sería bendecido con una voz increíblemente dotada para los tonos del soul, el jazz y del blues, en los cuales hizo sus pininos durante la década de los 70. Maestro de la voz, haría también coqueteos con el género pop (el cual empezaría a tomar fuerza apenas empezados los 80’s) y hasta con el reggae, estilo musical que sólo parecía manejarse por un puñado de músicos de la época — y entre los cuales Palmer supo destacar.

Al tiempo en que su nombre se hacía más popular en el mundo de la música, era notable la inventiva y la carencia de miedo en Palmer con respecto a incursionar y cambiar de género en una misma noche. Así como podía hacer una balada estilo reggae en un concierto, podía también terminar con un tono pop o blues y aún así hacer aplaudir al público, quien se mantendría fiel a su música durante los más de 30 años de carrera que llevaría a sus espaldas. Dicho apoyo le llevaría a escenarios legendarios como el de David Letterman, quien le tuviera en su show de variedad en 1989, acompañado de Buddy Guy y James Cotton.

Palmer, con su don de reinvención, habría de mantener el éxito en alto durante los 80’s y 90’s, aprovechando el empuje de su legendaria “Simply Irresistible”, logrando contratos con Pepsi y espacios envidiados como los de los anunciantes del Super Tazón.

El empuje de sus éxitos previos le permitió sobrevivir en los 90’s y entrar al siglo XXI con su último álbum de estudio, “Drive”, cuyo ritmo de blues le mereció un lugar legendario en los anales de la historia del género. Uno de los títulos de dicho álbum, “Mama, Talk To Your Daughter”, sería recordado por grandes amantes del blues como una de las mejores versiones de la canción jamás escuchada.

Tristemente, sería poco después de ese álbum, en septiembre de 2003, que Robert dejaría el mundo terrenal para volverse una leyenda musical, cuyo legado compartimos hoy en Piensología y que esperamos sea de su agrado.

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

“Cuore”, de Roberto Carlos Cisneros Patlán

“Anocheció y el frío de la ciudad
se sumó a sus grandes ojos marrón
que brillando me brindaron caridad
y más tarde destrozaron mi corazón.

¡Cómo duele el corazón destrozado!
Es como sentir que llora y gime
con cada latido como fuego atizado,
sin que ningún consuelo lo anime.

No, de ningún modo la he perdido,
no es que no me resigne a su rechazo,
ni tampoco he de luchar contra el destino
pero ¿cómo perder lo que no se ha tenido?

Serán para ella éstos versos los primeros,
son también con los que mi ilusión derribo,
son humildes, penosos y sinceros
aunque son los últimos que yo le escribo.”

art-artistic-beauty-black-and-white-cild-contrast-Favim.com-37977

“Cuore”, de Roberto Carlos Cisneros Patlán.

¡Gracias, nuevamente, por leer en Piensología!

literaturabanner

“Romance de la luna”, de Federico García Lorca

“La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño déjame, no pises,
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

¡Cómo canta la zumaya,
ay como canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con el niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
el aire la está velando.”

1446873001866“Romance de la luna”, de Federico García Lorca.

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

“Hoy te amo menos”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

“Te prometí una vida llena de amor,
ser fiel siempre a tu figura.
Te prometí calor en días de frío,
para evitar el dolor que te censura.

Quise ser esposo, hombre, el ser amado,
quien en tu lecho durmiera a tu lado.
Pero llegó de nuevo el enemigo mismo:
entre nosotros, de nuevo, el abismo.

Pudimos ser vida, alegría y perpetuidad.
Pudimos ser uno por toda la eternidad.
Pero no somos nada ni seremos jamás.
Hoy te amo menos y mañana, no más.”

“Hoy te amo menos”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

literaturabanner

“Antes y después”, de Roberto Carlos Cisneros Patlán

“La conocí poco antes de agosto
en un momento mío de soledad,
me enamoré como loco de su rostro
que después no me tendría piedad.

Sus manos me gustaron como sus ojos
aunque mi delirio fue su libertad,
siendo yo cautivo de mis arrojos
jamás quise coartar su voluntad.

En noches de alcohol desmesurado
el llanto a raudales me brotaba,
mi amor eterno le habría jurado
mientras ella con desprecio me mataba.

Acabé por sus palabras azotado,
ella ocultaba su verdadero ser:
párvula parecía en el pasado,
despiadada terminó por parecer.

La quise, a pesar de ser ella
la causa de mi terrible padecer,
en noches de una sola estrella
le recuerdo y comienzo a entristecer,
comencé por querer a una doncella
y ella misma se hizo aborrecer.”

Couple-Intimate-Sensual-Body-Art-Boudoir-Nude-Fine-Art-Photos-3

“Antes y después”, de Roberto Carlos Cisneros Patlán.
Fotografía por Evelina Pentcheva.

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

“Tu vientre”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

“Tu vientre es la muerte, mujer.
Lo digo porque vive en mi memoria,
en mis manos, en mi piel.
y yo me desvivo amándote, mujer.

Muerto en vida,
intentando vivir sin ti,
pero me muero por tenerte,
y tener tu vientre frente a mí.

Desvanecerme en él,
y amarle hasta morir.
Hacerle la vida, hacerle el amor,
conseguir la perpetuidad.

Porque tu vientre es la vida, mujer.
y la muerte de mi ser, también.
Con amor haremos vida en él,
para que sigamos en el mundo
aunque ya no estemos en él.

Con la vida que con pasión hagamos,
aquella que el amor habrá de hacer.
Y quien viva por nosotros sabrá,
que te amé y te amo tanto, mujer.
Que tan te amé desde antes que fueras madre
y que tan me amaste que en padre me convertí.

Porque tu vientre es la vida, mujer.”

 

“Tu vientre”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

literaturabanner

“Pienso en tu sexo”, de César Vallejo

“Pienso en tu sexo.
Simplificado el corazón, pienso en tu sexo,
ante el hijar maduro del día.
Palpo el botón de dicha, está en sazón.
Y muere un sentimiento antiguo
degenerado en seso.

Pienso en tu sexo, surco más prolífico
y armonioso que el vientre de la sombra,
aunque la muerte concibe y pare
de Dios mismo.
Oh Conciencia,
pienso, si, en el bruto libre
que goza donde quiere, donde puede.

Oh escándalo de miel de los crepúsculos.
Oh estruendo mudo.

¡Odumodneurtse!”

o6A4E9-pl0s.jpg

“Pienso en tu sexo”, de César Vallejo

culturabanner

Recordando a Kiki, la pequeña bruja de Studio Ghibli

Hace ya algunos años, el mundo entero pudo disfrutar del largometraje de anime Majo no Takkyubin, otrora conocido como Kiki: Servicio a Domicilio (o Kiki’s Delivery Service, como también le conocimos en inglés). La protagonista de dicha historia es Kiki, una pequeña bruja que en compañía de su gato Jiji está a punto de ir de dejar el hogar con la intención de convertirse en bruja, algo que las mujeres de su familia han hecho por generaciones.

12491899_1221746967854571_1192533962393583434_o

Cada una de las brujas en el mundo de Kiki tiene una especialidad. La mamá de Kiki, por ejemplo, es especialista en pociones mientras que Kiki, algo más inexperta en ello, es hábil en el vuelo de escoba, un factor que se demostrará relevante conforme avanza la historia.

La versión de Studio Ghibli fue escrita por Hayao Miyazaki, basándose en la novela homónima escrita por Eiko Kadono, quien animada por el éxito de la animación decidió continuar la historia en formato escrito, con el último tomo viendo la luz en 2009 (pero que tristemente no cuenta con una traducción formal).

Aquí una pequeña galería de fans y artistas admiradores del largometraje animado (como Ilya Kuvshinov y otros más cuyos autores desconocemos, pero pedimos que nos escriban si conocen a los artistas restantes). ¡Esperamos que la disfruten!

 

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

“Adiós”, de Roberto Carlos Cisneros Patlán

article-1281305-09BDF74D000005DC-181_470x702

“Me falta el aliento para decirte
cuán grande es mi amor por ti,
el desvelo y la gracia que abatí
para mía por un tiempo sentirte.

Ya mi cabello negro ha caído,
mi piel se marchitó y no siente
aunque tu olor está latente
aún después de haberte ido.

Tu recuerdo sigue muy presente,
pero tu sonrisa ya ni siquiera figura,
tu cara grabada está en la mente,
y en éstos recuerdos de amargura.

Tu nombre recuerdo todavía,
letra por letra a diario lo refrendo,
no sé si al corazón loco volvería
pero la sangre sigue corriendo.

Tu olor no lo puedo desprender,
pareciera un perfume inacabable,
o será que tu esencia al atardecer
hace tu recuerdo interminable.

Te bendigo para que vayas bien,
para que mi amor no te lastime,
no volveré a reprocharte el desdén,
ni que tu fría alma me dejó inerme.

Te digo adiós con profundo dolor
y mi alma te pide ¡no te vayas!
que punzante es el profundo amor,

que con tu desprecio me avasallas,
en la nube gris no hay color
y tampoco con quien hoy te hallas.”

“Adiós”, de Roberto Carlos Cisneros Patlán, 2015.
Sitio en Facebook de Carlos Patlán

musicabanner

Descansa en paz, David “Blackstar” Bowie

A la editorial de Piensología le queda claro que Bowie estaba, en su muy magistral y bizarra forma, despidiéndose de todos. Se van los buenos, pero se quedan como leyendas.

Descansa ya, Bowie. Descansa ya, Genio.

 

“In the villa of Ormen, in the villa of Ormen
Stands a solitary candle, ah-ah, ah-ah
In the centre of it all, in the centre of it all
Your eyes

On the day of execution, on the day of execution
Only women kneel and smile, ah-ah, ah-ah
At the centre of it all, at the centre of it all
Your eyes, your eyes

Ah-ah-ah
Ah-ah-ah

In the villa of Ormen, in the villa of Ormen
Stands a solitary candle, ah-ah, ah-ah
In the centre of it all, in the centre of it all
Your eyes
Ah-ah-ah

Something happened on the day he died
Spirit rose a metre and stepped aside
Somebody else took his place, and bravely cried
(I’m a blackstar, I’m a blackstar)

How many times does an angel fall?
How many people lie instead of talking tall?
He trod on sacred ground, he cried loud into the crowd
(I’m a blackstar, I’m a blackstar, I’m not a gangster)

I can’t answer why (I’m a blackstar)
Just go with me (I’m not a filmstar)
I’m-a take you home (I’m a blackstar)
Take your passport and shoes (I’m not a popstar)
And your sedatives, boo (I’m a blackstar)
You’re a flash in the pan (I’m not a marvel star)
I’m the great I am (I’m a blackstar)

I’m a blackstar, way up, oh honey, I’ve got game
I see right so white, so open-heart it’s pain
I want eagles in my daydreams, diamonds in my eyes
(I’m a blackstar, I’m a blackstar)

Something happened on the day he died
Spirit rose a metre and stepped aside
Somebody else took his place, and bravely cried
(I’m a blackstar, I’m a star star, I’m a blackstar)

I can’t answer why (I’m not a gangster)
But I can tell you how (I’m not a flam star)
We were born upside-down (I’m a star star)
Born the wrong way ‘round (I’m not a white star)
(I’m a blackstar, I’m not a gangster
I’m a blackstar, I’m a blackstar
I’m not a pornstar, I’m not a wandering star
I’m a blackstar, I’m a blackstar)

In the villa of Ormen stands a solitary candle
Ah-ah, ah-ah
At the centre of it all, your eyes
On the day of execution, only women kneel and smile
Ah-ah, ah-ah
At the centre of it all, your eyes, your eyes
Ah-ah-ah…