editorialbanner

Sobre Lázaro Cárdenas, sus logros y la estúpida crítica de los medios a los héroes patrios

En los últimos años, quienes hoy conformamos el equipo de Piensología observamos un fenómeno muy común y que suele darse en países donde el gobierno suele ser tan corrupto que cualquier señal o fuente de ideas en pro de algo mejor, en pro de la protesta o en pro de la crítica política: un desdén absoluto a quienes les dieron patria, a quienes marcaron la historia y al valor general de la palabra “patriotismo”. Todo ello no sólo en los medios, sino en las bocas de quienes se habían tragado el cuento.

Se buscó demeritar la imagen de Miguel Hidalgo y la de Benito Juárez, adjudicándoles actos que no habían llevado a cabo o criticándolos por otros que eran meramente casuales.

Se buscó demeritar la imagen de Miguel Hidalgo y la de Benito Juárez, adjudicándoles actos que no habían llevado a cabo o criticándolos por otros que eran meramente casuales.

Era como si, de repente, ser patriota fuera algo del pasado y lo de hoy fuera acoplarse a lo que se dijera porque “así debía ser”; porque había que apoyar lo que fuera sin chistar ni repelar; porque aquellos del pasado habían arruinado o entorpecido el crecimiento que, obviamente, los actuales tanto buscan (porque ellos son los buenos, vaya. No hay corrupción que valga ni nada, por Dios. Los del gobierno somos los más guay, dirían en México, en España y donde fuera que la sufren igual).

El año pasado, como si fuera la mejor solución a todo lo que aqueja a México, se decidió dar todo por la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto, la cual -según los de arriba, cercanos al mismo presidente actual- ofrecían un sinfín de nuevas opciones que hasta Lázaro Cárdenas -quien liderase la Expropiación Petrolera que tomaría el control de los recursos del país para entregárselos al pueblo- habría de apoyar.

Cárdenas habría de sufrir lo mismo que Hidalgo y Juárez, sobre todo en épocas en las que rechistar en contra de la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto era criticado por los medios y sus representantes.

Cárdenas habría de sufrir lo mismo que Hidalgo y Juárez, sobre todo en épocas en las que rechistar en contra de la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto era criticado por los medios y sus representantes.

Tal mentira y tal incongruencia no pasaron desapercibidas, pero los medios eran brutales: se trataba de callar lo que Lázaro Cárdenas había logrado y demeritar el alcance de sus contribuciones. Se trataba de aplicar en Lázaro Cárdenas lo que se había hecho sobre otros héroes patrios del país: hablar mal de ellos y, si no había nada malo que decir, entonces mentir. Claro, porque un pueblo que no tiene a quién admirar es un pueblo que no tendrá ganas de alzar la voz.

Nos dimos a la tarea, pues, de buscar lo que Lázaro Cárdenas había hecho por México. Sus contribuciones, su lucha, sus deseos de un México mejor y que muchos posteriores buscaron ensuciar de corrupción y vileza… y que no lograron esconder, porque aquí después del corte hacemos un breve recuento de todo ello:

(más…)

literaturabanner

“Soy yo”, de Salvador A. Pérez Rosas

“No debes temer más, luna mía.
El tiempo es mera eventualidad,
El futuro es sino un momento,
de la que será nuestra realidad.

Sé que el miedo está presente,
que mucho temes al amor puro.
Entonces seré valor, mi dama,
mientras me ames, yo esto juro.

Jamás te haré falta, mi cielo.
Seré siempre al amor sincero.
Pues mi lugar está a tu lado,
Soy yo, sin duda, el verdadero.

Esa es, sin duda, mi respuesta.
que cantaré con gran embeleso,
Y cada que temas ahí estaré,
dándote valor con un beso.

Pues soy yo, mi mujer de nieve,
ese hombre que tanto te ama.
El caballero que esperaba,
a que llegara su linda dama.

“Soy yo”, de Salvador A. Pérez Rosas, 2015.

48205_10151192791357381_607193284_o1

literaturabanner

“Vieja compañera”, de Salvador A. Pérez Rosas

“Ah, eres tú, vieja compañera. Hacía mucho que no visitabas. Que no sabía nada de ti.

Pero para poder recibirte con una sonrisa y aún tener la energía suficiente para despedirme de ti, he de hacer a un lado los escombros que has dejado sobre mí. Aquellos que cubren lo que creí poder ignorar y que he de recoger si es que quiero enfrentarme a ti.

¿Por qué regresas? ¿Por qué insistes? ¿Por qué no puedo simplemente ignorarte y continuar con aquello que me hace feliz? Ah, por eso. Porque no te he enfrentado. Porque no te he dicho que ya no eres bienvenida. Porque ignorarte no sirve de nada si aún estás ahí.

Siempre has sido una cruel compañera, intentando mezclarte con aquello que me deja una sonrisa o que me hace olvidar que existes. Es como si cada vez que quisiera dar un paso al frente, me jalaras del pantalón para voltear hacia ti y darme cuenta de que sigues presente.

La verdad es ineludible: debo enfrentarte si es que quiero dejarte ir. Debo decirte lo que no he dicho si es que quiero ser libre. Debo seguir adelante sin ignorarte. Enfrentarte. Vencerte.

Eres cruel. Inclusive buscas hacer de la catarsis de estas palabras una pérdida de tiempo, así como te encargas de ensuciar cualquier dulzura con tu pesadumbre. Y pensar que antes me amargaba entre bromas, justificando mi soledad contigo, mi única compañera.

Pero no habrás de lograr nada. No esta vez. Porque la última vez dije que la próxima sería la última. Y la última es esta vez. Resulta que tu presencia es poderosa, pero más lo es la de ella. Sé que la odias, pero tu opinión ya no es importante. Lo que me hagas recordar ya no es relevante. Porque a diferencia de otras veces, esta vez estoy con ella.

¿Duele, acaso, que no quiera estar contigo? Bien, así tal vez decidas no regresar más y, si lo haces, jamás será lo mismo. No olvides que siempre me he puesto de pie, aún contigo presente para arruinarme el intento. No podrás vencer. No lograrás tu cometido. Nunca lo harás.

Perderás. Claro, insistirás, pero siempre perderás.

Me quedo con ella.

Adiós, Tristeza.

Hola, Felicidad”.

“Vieja Compañera”, de Salvador A. Pérez Rosas, 2015.

lelol

musicabanner

“Por una cabeza”, cantada por Carlos Gardel y de la mente de Alfredo Le Pera

Una de las espinas en el costado que sufrimos en la editorial de Piensología es cuando, en películas o en la radio popular, pasan la versión instrumental de “Por Una Cabeza” y llega quien dice amar el tango, tarareándola sin ni siquiera saberse la letra. Para quitarnos la espina, Piensología hace un servicio cultural, colocando la letra del gran Alfredo Le Pera cantada por el groso Carlos Gardel, esperando que la combinación les inspire a buscar más, a tanguear más y a perderse un poco en el placer que otorga la música.

“Por una cabeza de un noble potrillo
que justo en la raya afloja al llegar,
y que al regresar parece decir:
‘No olvides, hermano. Vos sabés, no hay que jugar…’
Por una cabeza, metejón de un día,
de aquella coqueta y risueña mujer
que al jurar sonriendo, el amor que está mintiendo
quema en una hoguera todo mi querer.
Por una cabeza
todas las locuras
su boca que besa
borra la tristeza,
calma la amargura.
Por una cabeza
si ella me olvida
qué importa perderme
mil veces la vida,
¿para qué vivir?
Cuantos desengaños, por una cabeza,
yo juré mil veces, no vuelvo a insistir.
Pero si un mirar me hiere al pasar,
su boca de fuego, otra vez, quiero besar.
Basta de carreras, se acabó la timba,
un final reñido yo no vuelvo a ver,
pero si algún pingo llega a ser fija el domingo,
yo me juego entero, qué le voy a hacer.”

tango-2

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

“Poema 18″ de Pablo Neruda

tumblr_n3f66dINSO1sn5x39o1_1280

“Aquí te amo.
En los oscuros pinos se desenreda el viento.
Fosforece la luna sobre las aguas errantes.
Andan días iguales persiguiéndose.

Se desciñe la niebla en danzantes figuras.
Una gaviota de plata se descuelga del ocaso.
A veces una vela. Altas, altas estrellas.

O la cruz negra de un barco.
Solo.
A veces amanezco, y hasta mi alma está húmeda.
Suena, resuena el mar lejano.
Este es un puerto.
Aquí te amo.

Aquí te amo y en vano te oculta el horizonte.
Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
A veces van mis besos en esos barcos graves,
que corren por el mar hacia donde no llegan.

Ya me veo olvidado como estas viejas anclas.
Son más tristes los muelles cuando atraca la tarde.
Se fatiga mi vida inútilmente hambrienta.
Amo lo que no tengo. Estás tú tan distante.

Mi hastío forcejea con los lentos crepúsculos.
Pero la noche llega y comienza a cantarme.
La luna hace girar su rodaje de sueño.

Me miran con tus ojos las estrellas más grandes.
Y como yo te amo, los pinos en el viento, quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre.”

“Poema 18″, de Pablo Neruda

editorialbanner

Piensología Cultural: 10 libros recomendados para leer en 2015

Aquí en Piensología sabemos que ustedes gustan de leer y, como tal, pensamos en hacer un especial con diez libros imperdibles con los que ustedes pueden comenzar a leer el año entrante o añadir a su lista de libros pendientes (además de una de nuestras imágenes picarescas que tanto disfrutan). ¡Esperamos con todo nuestro piensológico corazón que les agraden!

1. “Los hijos de los días”, de Eduardo Galeano.

2. “Henry Miller, su mujer y yo”, de Anaïs Nin.

3. “Yo soy Malala”, de Malala Yousafzai.

4. “El agua y los sueños”, de Gaston Bachelard.

5. “El abuelo que saltó por una ventana y se largó”, de Jonas Jonasson.

6. “Niebla”, de Miguel de Unamuno.

7. “Pantaleón y las visitadoras”, de Mario Vargas Llosa.

8. “Motivaciones para la locura”, de Chava Flores.

9. “Figuraciones mías”, de Fernando Savater.

10. “El Erotismo”, de Georges Bataille.

1413553446106

No ponemos un sumario porque nos encanta que los descubran por ustedes mism@s. Eso sí, aseguramos que nos gan encantado a todos en el equipo de Piensología y, por lo mismo, los compartimos con nuestr@os piensólog@s consentid@s. ¡Que los disfruten!

literaturabanner

“Amar ya no es suficiente”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

tumblr_n0f7bsKPWC1r3ntg2o1_1280

“Te amo.
Pero amar ya no es suficiente.
¿Cómo puedo decirte que te amo si ya no es suficiente?
Y es que puedo decirlo varias veces, pero será repetir en vano lo que no me alcanza.
Claro que lo que siento por ti es amor, mi cielo, pero ya no sólo es amor.
Es más que eso.
Son tantas cosas.
Un conjunto de una cosa
y uno solo de varias.
Ni siquiera un poema me alcanza.
Es la razón de escribir esta prosa sin sentido.
Este intento de poema que sólo es meramente un sentimiento.
En ella busco, sin éxito, que me lleguen las palabras adecuadas para describirlo,
Pero no las hay.
Tan no las hay que mi verborrea continúa,
En éxtasis de amarte,
triste de no poder explicártelo.

Pero no puedo decirte más.
No puedo comunicarte en palabras lo que mi lenguaje no define.
Tal vez debería inventar otro idioma.
Alguno que me permita una palabra que lo explique.
Pero mientras eso sucede, mis abrazos habrán de definirle.
Mis besos hablarán por mí.
Y será amándote hasta que la definición me alcance,
abrazándote hasta que me alcance el tiempo,
besándote hasta que me deje la vida,
que habré, finalmente, alegre
de explicarte a detalle,
y con todo el corazón
cuánto te amo.”

“Amar ya no es suficiente”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas, 2014.

literaturabanner

“Todavía” de Mario Benedetti

tumblr_mqldpgxlYH1qgl5swo1_500

“No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría.

Palpo, gusto, escucho y veo
tu rostro, tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo.

Tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto.

Nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa.

Sin embargo, todavía
dudo de esta buena suerte,
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía.

Pero venís y es seguro
y venís con tu mirada,
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro.

Y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos,
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido.

Y si beso la osadía
y el misterio de tus labios,
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía.”

“Todavía”, de Mario Benedetti.

Como extra, el poema de voz del mismo Benedetti para ustedes, nuestr@s piensólog@s consentid@s.

¡Gracias por elegir Piensología!

William-Adolphe_Bouguereau_(1825-1905)_-_Artist_Portrait_(1879)

William Adolphe Bougereau y la hipocresía burguesa en Francia

Hacía poco, el equipo de Piensología preparó una publicación con parte de las obras de William Adolphe Bougereau, pintor francés del realismo burgués y representante del academicismo de su país, colocando un previo de este artículo a forma de anuncio en nuestra página de Facebook. Sin embargo, como muchos de ustedes saben, Facebook tiene una política gazmoña, retrógrada y mojigata con respecto a lo que considera arte y, así como subimos la serie de fotos para promocionar este artículo, el sitio decidió quitarlo (a pesar de que se trata de arte clásico y bien escogido, de ese que tanto les gusta a ustedes y que elegimos con cuidado y consideración).

Biblis

Biblis

L'Aurore

L’Aurore

Por suerte, fue por ello que creamos nuestro blog aquí en Piensologia.org, que nos permite colocar esas imágenes que en otros medios prejuiciosos y retrógradas no nos es permitido, haciéndolo sin censura y justo como deben ser apreciadas. Sería una pena que esta galería, con parte de las más de ochocientas obras de Bougereau, no fuera creada de la manera correcta y haciendo honor al gusto impecable de ustedes, nuestr@s piensólog@s.

"Ninfas y Satir", óleo.

“Ninfas y Satir”, óleo.

"Orestes perseguido por Las Furias"

“Orestes perseguido por Las Furias”

"Brisa de Primavera"

“Brisa de Primavera”

Sin más por el momento, nos permitimos compartir con ustedes esta galería que no tiene desperdicio y que seguramente les hará buscar más acerca de Bougereau, a quien Edward Lucie-Smith consideraba el creador de “retratos de aspecto fotográfico, obras religiosas hábiles y sentimentales y desnudos tímidamente eróticos”. Lucie-Smith añade que en él se puede apreciar una continuación del barroco sin la franqueza o el deseo de un Rubens, asegurando que “en Bouguereau, como en Greuze hay una perturbadora combinación de malicia e inocencia”.

"El Ninfeo"

“El Ninfeo”

"Venus y Cupido"

“Venus y Cupido”

La hipocresía burguesa, le dicen. Queda clara y plasmada en su arte.

"El Nacimiento de Venus"

“El Nacimiento de Venus”

¡Gracias por elegir Piensología!

literaturabanner

“Bello es el amor”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas

“Arde mi pecho porque bello es el amor,
pero más bello es el verbo que del amor se toma.
que al odio del mundo con sólo brillar desploma,
y a lo que es incierto siempre ha de dar forma.

Con certeza digo que eres tú a quien quiero,
y no sólo quererte quiero, sino también amarte,
Con la mirada en tiernos suspiros desnudarte,
y hacer juntos del amor un arte.

Ah, porque así de hermoso es el amor,
pero más bello es el verbo que el amor profesa.
Y verbo y palabra ante una pierden belleza;
sólo ante ti es que ceden, pues, grandeza.”

“Bello es el amor”, de Salvador Alejandro Pérez Rosas, 2014.

tumblr_lt2w84NAcO1qgla1co1_500